Un lugar increíblemente mágico se esconde entre las faldas del Valle de Guadalupe. Este inefable y hermoso restaurante se llama Tras Lomita y forma parte de la Hacienda vinícola La Lomita, por la cual sirve sus propios y delicados vinos.

Tras Lomita  se encuentra en el medio de un sensual, imponente y precioso jardín lleno de muchos colores, formas, aromas, volumen y diseños muy agradables visualmente, te hace sentir en un lugar de fantasía.

 

No hay misterio, todo es lo que ves! Una transparencia de colores y sensaciones te envuelve, te mantiene en éxtasis, no quieres irte del lugar porque aquí nada es efímero!

El restaurante sirve sus manjares en el medio de un jardín de rosas, ya que han habilitado mesas en el medio de dicho jardín.

La Chef Sheila Alvarado, oriunda de Sonora, presenta un propuesta fina, delicada y fresca, es a lo que personalmente llamo “Sexy Food” Todos sus sabores, mezclas, texturas, colores, y sobre todo creatividad y buen paladar, es lo que verdaderamente se refleja en cada plato servido por esta joven y talentosa Chef!

 Aguachile de Camarón y salsa negra de cenizas,  muy fresco y natural, con un contraste de dulzura y carácter bien balanceado.

Ostiones frescos de Bahía Falsa, con semillas de mostaza encurtidas y puré de manzana ahumada, lo resumiré en una sola palabra: sublime!!!

Vegetales del Huerto Carrodilla

Generalmente no ordeno vegetales, le pregunté a mi server Frida (una chica muy amable y profesional) que, cuál era su plato favorito del menú? Para mí sorpresa me respondió que los vegetales del huerto! Cuánta razón tenías, Frida!

Ribeye con mazorcas frescas y queso ricotta de rancho. Generalmente no ordeno postre pero luego de este monumental y jugoso pedazo de carne tampoco había espacio! Asi termina esta experiencia gastronómica!

En fin, Tras Lomita fue algo genial y real! Le agradezco a mi partner in crime Glenda Galarza, Gerente de Vena Cava por llevarme a este hermoso lugar. A todo el Staff de Tras Lomita mil gracias, Natalia Ortíz Gerente del lugar, la Chef Sheila Alvarado, Frida y demás servidores, sigan trabajando y haciendo lo que mejor saben hacer, consentir a sus comensales!